Ciencia - Stephan Schmidheiny

Ciencia

Política

La Cumbre de la Tierra 1992

En 1992, se celebró en Río de Janeiro la primera Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (UNCED, por sus siglas en inglés). La Cumbre de la Tierra de Río fue un importante evento diplomático y socialmente marcó un momento crucial del siglo XX. La discusión giró principalmente en torno a cómo reducir la presión sobre los ecosistemas globales introduciendo el paradigma del desarrollo sostenible. Este nuevo principio se funda en el reconocimiento de que los problemas ambientales y las cuestiones sociales no se pueden abordar ni resolver por separado. illustration-top-11-2200px Stephan Schmidheiny participó activamente en las preparaciones de la Cumbre de la Tierra. Con ocasión de una conferencia en Noruega, conoció en 1990 al secretario general de la UNCED, Maurice Strong. Dada su experiencia como empresario y especialmente debido a su reputación como pionero en el retiro del procesamiento de asbesto, Maurice Strong lo nombró su asesor jefe para negocios e industria (Chief Advisor for Business and Industry). Para realizar este trabajo, Stephan Schmidheiny decidió crear un consejo empresarial para el desarrollo sostenible, el Business Council for Sustainable Development (BCSD). En menos de un año, logró ganarse a 50 líderes de diferentes industrias y regiones. Los resultados del trabajo del BCSD se hallan en el best seller titulado Cambiando el rumbo: una perspectiva global del empresariado para el desarrollo y el medio ambiente, publicado en 1992 y traducido a 15 idiomas. En este libro, Stephan Schmidheiny explica el concepto corporativo de la ecoeficiencia, y muestra cómo las empresas pueden combinar la protección del medio ambiente con el crecimiento económico. El prefijo «eco» se refiere tanto a la economía como a la ecología. El 5 de junio de 1992, Stephan Schmidheiny presentó los resultados del trabajo en la Cumbre de la Tierra.

Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible

El Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD, por sus siglas en inglés) es presidido por los directores de algunas compañías globales líderes. La organización proporciona impulsos que marcan tendencias y representa intereses de forma efectiva a fin de que puedan llevarse a la práctica soluciones constructivas en aras de un futuro sostenible. Actualmente, el WBCSD es un foro para alrededor de 200 compañías miembros de todas las industrias y continentes, que discuten sobre las mejores prácticas en materia de desarrollo sostenible. Los orígenes del WBCSD se hallan en el Consejo Empresarial para el Desarrollo Sostenible (BCSD, por sus siglas en inglés), un gremio fundado por Stephan Schmidheiny en 1991 para la preparación de la Cumbre de la Tierra de 1992. Después de la Cumbre de la Tierra, Stephan Schmidheiny y los miembros del BCSD decidieron continuar e intensificar la cooperación. En 1995, el BCSD se fusionó con el Consejo Industrial Mundial sobre el Medio Ambiente para convertirse en el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD) y abrió su secretaría en Ginebra. En el año 2000, Stephan Schmidheiny fue nombrado presidente honorario del WBCSD. En la «Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible» de la ONU, celebrada en Johannesburgo en 2002, el WBCSD volvió a desempeñar un papel destacado. Entre otras cosas, se presentó «Predicando con el ejemplo: El caso de negocios para el desarrollo sostenible», un libro que abre nuevas perspectivas y del que Stephan Schmidheiny es coautor.

Grupo asesor de alto nivel sobre el medio ambiente de la OCDE

A finales de los años noventa, los 34 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) comenzaron a tratar a fondo cuestiones relacionadas con el desarrollo sostenible. Por ello, el secretario general de la OCDE, Donald J. Johnston, convocó en 1997 un grupo asesor de alto nivel sobre el medio ambiente y nombró copresidentes a Stephan Schmidheiny y al presidente del Instituto de Recursos Mundiales, Jonathan Lash. Este grupo asesor elaboró un informe, cuya recomendación principal estriba en una nueva interpretación de la tarea de la OCDE, según la cual, para poder conservar a largo plazo tanto los capitales humano y económico como el medio ambiente, la OCDE debería tener como principio rector el concepto de sostenibilidad. El grupo asesor recomendó un marco para integrar la política económica, ambiental y social con el fin de lograr una economía sostenible. El informe constituyó una importante base de debate durante la Reunión Ministerial de la OCDE en 1998, en la que los ministros acordaron que el desarrollo sostenible es una prioridad para los países de la OCDE. Del mandato de los ministros surgió la publicación de la OCDE titulada «Sustainable Development. Critical Issues», que profundiza en las conclusiones del grupo asesor de alto nivel.

Investigación

Con la «Alianza para la Sostenibilidad Global» y el «Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible», Stephan Schmidheiny sentó las bases de dos centros innovadores para el estudio de conceptos acerca de la sostenibilidad social y ecológica. Asimismo, contribuyó de modo significativo a la creación del IMD Global Family Business Center, que realiza investigaciones básicas y capacitaciones en el campo de la empresa familiar.

illustration 1-1440px

Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible

El Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible (CLACDS) es el principal centro de investigación de la Escuela de Negocios INCAE de Costa Rica y una de las instituciones más importantes de su tipo en América Latina. Sirve como think tank para los Gobiernos, el sector privado y las sociedades civiles de la región y apoya el cambio hacia una sociedad más sostenible ecológica y socialmente.

Stephan Schmidheiny fundó el CLACDS en 1996 junto con Roberto Artavia, quien en ese momento era el rector de la Escuela de Negocios INCAE (hasta 2007). A través de Avina Stiftung, Stephan Schmidheiny contribuyó de forma sustancial a la puesta en marcha; a lo largo de los años, la contribución de Avina fue remplazándose gradualmente con proyectos rentables del think tank y con una exitosa recaudación de fondos. De este modo, el CLACDS logró independencia financiera y sostenibilidad operacional.

IMD Global Family Business Center

En 1986, Stephan Schmidheiny fue nombrado presidente del Instituto Internacional de Gestión (IMI) en Ginebra. El IMI, fundado en 1946 por Alcan, se especializaba en la formación de directivos y se movía, por lo tanto, en un área similar a la del Institut pour l’Etude des Méthodes de Direction de l’Entreprise (IMEDE) de Lausana, fundado por Nestlé en 1957. Poco después de asumir la presidencia, Stephan Schmidheiny reconoció que una unión de fuerzas sería de gran beneficio para ambos institutos, por lo que impulsó su fusión.

En 1989 se comunicó la unión de los dos institutos que pasarían a formar el Instituto Internacional para el Desarrollo Gerencial (IMD). El IMD, con domicilio en Lausana, Suiza, se encuentra hoy entre las instituciones líderes a nivel mundial en el campo de la educación en gestión empresarial (MBA, Executive MBA, Executive Education).

Ya en el IMI, Stephan Schmidheiny puso en marcha, junto con el empresario canadiense Frank Tilley, el Family Firm Institute (FFI), centrado en la investigación y formación en el campo de la empresa familiar. Después de la fusión del IMI y el IMEDE, el FFI se transformó en el IMD Global Family Business Center, que, aún hoy, sigue ofreciendo un programa de formación único llamado «Liderar la Empresa Familiar». En 1990, Stephan Schmidheiny donó al IMD la Cátedra de Empresas Familiares Stephan Schmidheiny, que hoy se llama cátedra de Empresariado y Finanzas Stephan Schmidheiny y que lleva a cabo investigaciones y formaciones en el área del empresariado sostenible. En 1992, Stephan Schmidheiny se retiró de la Junta de la Fundación del IMD.

Alianza para la Sostenibilidad Global

En la Alianza para la Sostenibilidad Global (AGS) se asociaron cuatro de las principales universidades de ciencias naturales del mundo: la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH), Suiza, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge, EE.UU., la Universidad de Tokio y la Universidad de Tecnología Chalmers en Gotemburgo, Suecia.

El objetivo de la AGS era el de, en equipos interdisciplinarios, hallar una solución para los principales problemas medioambientales a los que se enfrenta la sociedad.

En 1996, Stephan Schmidheiny, sentó las bases para esta asociación única: formuló la idea para la Alianza para la Sostenibilidad Global y eligió el MIT, el ETH y la Universidad de Tokio como socios de esta organización. Stephan Schmidheiny ayudó a establecer la alianza tanto en cuanto al contenido como en lo que a la financiación se refiere, principalmente a través de Avina Stiftung. De 1996 a 2001, desempeñó el cargo de presidente de la Junta Asesora internacional de la AGS. En 2011 se disolvió la sociedad.

Publicaciones